Ecumenismo Hoy

Ecumenismo

JuanRamonJunqueras1. Ecumenismo no es la búsqueda de una única doctrina, sino la declaración de una única misión: Señalar al Cristo.

 

2. Ecumenismo no es uniformidad, sino unidad en la diversidad. En ese sentido, la unidad se manifiesta en la misión, y la diversidad en la heterogeneidad de los matices doctrinales o litúrgicos.

 

3. Ecumenismo no es una familia de mellizos, trillizos, cuatrillizos, "enellizos". Es una casa común donde viven unidos los desiguales, siendo la casa el Cristo, y el propósito la comunidad de dones, por diferentes que estos sean.

 

4. El verdadero Ecumenismo no pertenece al ámbito de las instituciones, sino que es patrimonio de las bases. Las instituciones, por naturaleza, suelen ser exclusivistas. Necesitan para su propia supervivencia definir sus límites doctrinales como fronteras de separación. Esto es inherente a su condición social. Los esfuerzos ecuménicos institucionales son, a la postre, brindis al sol puesto que siempre primarán los intereses propios. Las bases, sin embargo, no se ven obligadas a definir lo que las separa, y pueden centrarse en explorar la grandeza de lo que las une: el amor en Cristo y su predicación.

 

5. Ecumenismo, por fin, es la vid de la parábola: Una cepa -Jesús de Nazaret-, distintos sarmientos -las bases ecuménicas-, y desiguales granos de uva -los dones de cada cual-. Cada uno con su tamaño, acidez, y dulzor. Prensados todos, aportando todos sus peculiaridades propias -pero entregándolas al bien común- dan lugar a un vino nuevo que puede ser paladeado con aprecio por el hombre y la mujer del siglo XXI.