Ecumenismo Hoy

Crónica del Encuentro Ecuménico Nacional de ACEMU 2016

Del 20 al 22 de mayo ha tenido lugar, en Córdoba, el encuentro ecuménico nacional de ACEMU.

El tema elegido es de una enorme trascendencia y de una candente actualidad: “LA SANGRE DE LOS MÁRTIRES CRISTIANOS MANIFIESTA LA UNIDAD”. Muy a nuestro pesar, tal vez deberíamos hablar más que de una cuestión actual, de unos hechos que se repiten desde los orígenes, si bien es verdad, que en determinados momentos con una especial intensidad y en muchos lugares del mundo, simultáneamente.

Ya en el programa que con tanta competencia y esmero ha preparado el Centro Ecuménico “TESTAMENTUM DOMINI” de Córdoba, figura un mapa, elaborado por “PUERTAS ABIERTAS”; una ONG protestante, en el que se indican los cincuenta países en que los cristianos son perseguidos, un 70% de ellos, de mayoría musulmana.

El sábado, 21 de mayo, jornada central del encuentro, comenzamos con una oración ecuménica, para pasar a continuación al acto académico propiamente dicho.

El vicario general, D. Francisco J. Orozco, saludó a los participantes, subrayando cómo los mártires suponen un signo de unidad y una exigencia para que todos los cristianos trabajen por la unidad; nos animó a pedir la libertad religiosa, garantía de convivencia, y a ofrecer nuestro perdón. Y lo hacía desde Córdoba, una tierra fecundada por la sangre de muchos mártires.

Mª José Delgado, misionera de la unidad, en unas breves y emotivas palabras, subrayó cómo este momento nos exige ser consecuentes con el Evangelio y osados en su manifestación. No podemos conformarnos con seguir con nuestra vida cómoda. El testimonio de tantos hermanos así nos lo demanda. El Papa Francisco no se cansa de repetirlo: no somos islas; somos miembros de un solo cuerpo, el cuerpo de Cristo y el dolor de cualquier cristiano nos afecta a todos.

2016ACEMU4

La primera ponencia “La sangre de los mártires cristianos manifiesta la unidad”, ha corrido a cargo de D. Manuel González Muñana, Delegado diocesano de Ecumenismo.

Afirmó que el martirio constituye una exigencia común a todas las Iglesias Cristianas.

Se refirió al mapa de las persecuciones y recalcó los datos más significativos: Más de cincuenta países persiguen a los cristianos, 35 de ellos de mayoría islámica; la escalada de víctimas ha pasado de 1.200 en el año 2012 a más de 7.000 el pasado 2015. Es impresionante el número de refugiados que salen de los países de Oriente Medio, y que en el caso de Siria, llega hasta el 40% de su población.

El Parlamento Europeo, en Febrero de 2016, ha declarado que la persecución de los cristianos ha alcanzado el carácter de Genocidio, pero ¿Qué consecuencias prácticas supone esta declaración?

Se refirió también al continente africano, donde se multiplican los atentados contra los cristianos, y no sólo en Nigeria.

Ante estos hechos, resuena con fuerza la voz del Papa Francisco que nos habla de Ecumenismo de la sangre. Las persecuciones no hacen distinción entre iglesias, lo que supone un reconocimiento de la Unidad. Cuando hizo esta afirmación, era consciente de que no todos los católicos iban a compartir sus palabras y así ha sido. Pero el Papa, sigue en esto las enseñanzas del Concilio Vaticano II.

 

¿Qué nos exige este Ecumenismo de la sangre?

2016ACEMU3Debemos comprometernos en acciones que derivan del Ecumenismo espiritual, doctrinal y pastoral. El ecumenismo espiritual nos exige la conversión personal y la oración por la Unidad. El Doctrinal nos obliga a formarnos, a conocer y a dialogar con mayor empeño. El Ecumenismo pastoral nos llama a dar testimonio y a colaborar, a trabajar juntos en todo cuanto nos permita nuestra Fe.

Comenzó a continuación la mesa redonda sobre los mártires de oriente: intervienen Monseñor Nicolas Abdallahad, Arzobispo Ortodoxo Sirio-Antioqueno; el Padre Shnork, Archimandrita de la Iglesia Apostólica Armenia y el Padre Nicolás, Sacerdote Greco-Católico de Ucrania.

Monseñor Nicolas comenzó afirmando que la sangre de los mártires es semilla de fe, desde el principio del cristianismo. Hizo después una afirmación un poco inquietante: Algunos países, no sólo Islámicos, tienen interés en expulsar a los cristianos de Oriente, de sus raíces. Los cristianos han resistido hasta ahora, pero ¿hasta cuando podrán hacerlo?

No hace mucho los cristianos de Oriente Medio, vivían una vida tranquila, con libertad, aun con ciertas limitaciones; algunos ocupaban cargos en niveles altos de la sociedad y de la administración. La imposición de la Sharia , que fulmina la libertad religiosa, rompe con toda la situación anterior. ¿Cómo se ha llegado hasta aquí? En el origen se encuentran los salafistas, de Arabia Saudí, descendientes de grupos fanáticos. En su auge, no están exentos de responsabilidad los políticos, los países occidentales.

La desaparición de los cristianos en Oriente, es un grave problema. En Mosul, ciudad del profeta Jonás, no quedan Iglesias. Han sido destruidas o convertidas en mezquitas. La misma suerte han corrido algunos monasterios y muchos de los monjes/as han sido martirizados.

En Siria, los cristianos, ya muy pocos, no tienen derechos. Recuerda Monseñor que desde hace años -la guerra dura ya 5 años, muy lejos de esa guerra corta prevista por algunos- continúan secuestrados dos obispos ortodoxos y muchos sacerdotes y laicos, de distintas Iglesias.

A los cristianos de Occidente nos pide, Monseñor Nicolás, que abramos los ojos, que nos informemos adecuadamente y que ayudemos para que no se pierda la cultura y la personalidad de los cristianos de oriente, que ya estaban en esa tierra cuando llegaron los musulmanes.

Tomó la palabra a continuación el Padre Shnork, que se refirió al genocidio Armenio, tan desconocido y del que el pasado año hemos conmemorado el centenario.

Armenia, evangelizada por San Judas Tadeo y San Bartolomé, fue probablemente la primera nación en adoptar el cristianismo, en torno al año 301. A lo largo de los siglos, a pesar de una historia compleja, en buena parte debida a su situación entre dos grandes imperios, supo mantener su identidad. Pero, en varios momentos, se ha sentido abandonada por el Occidente cristiano, y sufrieron el yugo otomano durante 700 años. Las imposiciones de los turcos fueron muy duras, entre otras la entrega de jóvenes para el ejercito y de mujeres núbiles para el harén del Sultán. Ya en el siglo XX, coincidiendo con la 1ª Guerra Mundial, se procede a la deportación masiva de los armenios hacia los desiertos sirios y en este éxodo murieron en torno a 1.500.000 personas. ¿Qué movió a los turcos a cometer esa atrocidad? Probablemente el temor a una minoría muy preparada con muy buenos profesionales en todos los ámbitos. Hoy Armenia, tiene unos 3.000.000 de habitantes Muchos de los que sobrevivieron al genocidio, niños sobre todo, encontraron refugio en países de occidente. En España, se calcula residen unos 30.000.

Continuó el Padre Shnork, pidiendo la intercesión de los mártires para que no se repitan hechos tan terribles, no reconocidos aún… por varios países, Turquía entre otros.

El Padre Nicolás, sacerdote greco católico ucraniano, recordó a tantos mártires de la época de Stalin, mártires que nos dan fuerza y sabiduría para seguir por el camino recto y nos han ayudado a mantener viva nuestra Iglesia. Nos pidió que escuchemos los gritos de quienes denuncian la guerra entre dos países cristianos, Rusia y Ucrania. Manifestó así mismo, el deseo de los cristianos de Ucrania de participar en el dialogo por la Unidad.

Después de una breve pausa, muy de agradecer para el intercambio de opiniones entre los participantes, tuvo lugar la segunda mesa redonda: los mártires en África y en otros países. Ponentes: El pastor Juan Larios de la Iglesia Española Reformada Episcopal, el padre Willy Lokfumo y dos seminaristas africanos y el padre Antonio Aurelio Fernández, presidente de solidaridad Internacional Trinitaria.

Don Juan Larios comenzó expresando “el profundo sentimiento que nos han causado las palabras de quienes nos han precedido”. ¿Cómo es posible todo esto? ¿Qué nos está pasando? El martirio comenzó con Abel, siguió con los profetas, que por denunciar la injusticia sufrieron el exilio y la muerte. Pero nuestro ejemplo supremo es Jesús de Nazareth. El martirio se repite en la historia y la sangre de los mártires es semilla de fe y de vida renovada. ¿Cuáles pueden ser las causas? Muy importante, la divinización del hombre que se pretende dueño y señor de la creación, de la vida, y de la naturaleza.

¿Qué puede aportar el Ecumenismo? Recordarnos que por encima de las doctrinas están las personas; que todos somos hijos de un mismo padre y vivimos en una casa común.

Mencionó algunos nombres de mártires de la comunión anglicana y se refirió a un hecho muy significativo: la iglesia Anglicana reconoce como mártires y ha colocado sus imágenes en la Catedral Westminster, a personas de otras confesiones: Monseñor Romero, D.Bohoffer….Finalizó citando al pensador francés Nedoncelle, que nos pedía tener conciencia de la realidad en que vivimos y actuar en consecuencia.

El padre Willy, sacerdote africano, distinguió 5 tipos de martirio:

  • mártires misioneros
  • mártires nativos
  • mártires confesionales, miembros de diferentes iglesias y órdenes religiosas
  • mártires políticos, asesinados por denunciar injusticias relacionadas principalmente con la corrupción.
  • mártires de la pobreza, responsables de centros religiosos, hospitales, lugares de acogida, muertos por quienes van a robar, al ser reconocidos.

Concluyó narrando su propia experiencia: su secuestro y brutal paliza por parte de la guerrilla, el día de su ordenación sacerdotal, librándose de la muerte gracias a la sagacidad y decisión de su abuelo.

El padre Antonio Fernández, trinitario, hizo una breve relación histórica de su orden, cuya finalidad fue la de rescatar a los cristianos que estaban a punto de perder la fe. Cervantes, cuyo 400 aniversario estamos celebrando, fue rescatado poco antes de ser llevado a Damasco, donde sería convertido en esclavo. Fray Juan Gil, cuyo nombre cita Cervantes, pagó por su liberación.

Solidaridad Trinitaria sigue trabajando en la actualidad a favor de los cristianos perseguidos. Está presente en muchos países, como Siria, Sudan,….En Sudan rescatan a niños secuestrados en razias para ser vendidos como esclavos. En Siria colaboran en el sostenimiento de colegios. La creación de colegios tiene una importancia decisiva para sacar de la calle a los niños y evitar su captación por grupos yihadistas. Insistió en algo que ya se nos dijo en la sesión anterior: no se conoce suficientemente el Islam; se habla de dialogo ecuménico e interreligioso, pero no se hace hincapié en que mientras no haya libertad religiosa no podrá haber dialogo, mientras Occidente no exija reciprocidad no se darán las condiciones necesarias para un verdadero dialogo.

Finalmente, hablaron los dos seminaristas de Burundi, que nos dejaron su testimonio de los sufrimientos que la guerra ha causado en su País. Recordaron con emoción el gesto de varios seminaristas a quienes se invitó a salvarse, pero que no quisieron hacerlo, prefiriendo permanecer con sus compañeros de una etnia diferente, y murieron junto a ellos. Quedó manifiesto que la guerra es la madre de todas las pobrezas.

Ya en la tarde del sábado, después de una breve síntesis de las ideas claves escuchadas, se propusieron algunas preguntas que dieron pie al trabajo en grupos:
Ante situaciones tan graves ¿Qué debemos hacer los cristianos de Occidente¿¿Cómo ayudar a nuestros hermanos?, ¿Cómo manifestar la unidad con aquéllas Iglesias perseguidas?

Las tareas “académicas” del encuentro concluyeron con la puesta en común y con unos sencillos y humildes compromisos: necesidad de informarnos mejor, utilizando a ser posible varias fuentes; superar toda indiferencia y cansancio; no acostumbrarnos a estas atrocidades; intensificar las oraciones comunitarias por la paz, recordando a los mártires por sus nombres, para que su presencia permanezca viva entre nosotros; si un problema muy grave reside en las relaciones con el Islam, estudiarlo mejor y buscar el dialogo desde la petición de una verdadera libertad religiosa y de una reciprocidad.

Una oración ecuménica, en la que todos juntos recitamos la plegaria por la unidad de los cristianos, cerró la tarde del sábado.

La actuación de la agrupación musical cordobesa “Noches de mi rivera”, sirvió para distender una jornada tan densa como la que habíamos vivido.

 

2016ACEMUCatedral

 

En la mañana del domingo fuimos recibidos por el Sr. Obispo de Córdoba, D. Demetrio Fernández, que nos agradeció la celebración del encuentro en su ciudad y nos animó a continuar trabajando por la unidad.

Como broche final la participación en la Eucaristía, en el domingo de la Santísima Trinidad, el Sr. Obispo en su homilía se refirió a los cristianos perseguidos y recordó las palabras del Papa Francisco: Quienes persiguen a los cristianos, quienes los martirizan, reconocen la unidad profunda existente entre ellos, ya que no distinguen entre confesiones: los persiguen por ser cristianos.

Para concluir deseamos manifestar nuestro agradecimiento al Centro Ecuménico “Testamentum Domini” por su trabajo y por la acogida fraterna con que nos han recibido en su casa.

 

Encuentro ACEMU - 2016

[Puedes visitar nuestro álbum en flickr]