El presidente de Consejo Pontificio para el Diálogo Interreligioso ha enviado una carta a la comunidad budista con motivo de la celebración de la fiesta de Vesakh

Promover la cultura del cuidado y la solidaridad propias de las tradiciones cristiana y budista, sobre todo, ante una situación tan complicada como la que atraviesa el mundo a causa de la crisis sanitaria. Este ha sido el eje central de la carta que ha dirigido el cardenal Miguel Ángel Ayuso Guixot, presidente de Consejo Pontificio para el Diálogo Interreligioso, a la comunidad budista con motivo de la celebración de la fiesta de Vesakh, en la cual se conmemoran los puntos más importantes de la vida de Sidarta Gautama (Buda).

En la misiva, Ayuso ha señalado que reza “para que la fiesta anual del nacimiento, la iluminación y el tránsito de Gautama Buda traiga alegría, serenidad y esperanza a los corazones de los budistas de todo el mundo”. “La trágica situación mundial”, continúa el cardenal, “marcada por la pandemia del COVID-19, insta a los seguidores de todas las religiones a colaborar de maneras nuevas al servicio de la humanidad común”.

Fomentar el diálogo

“El sufrimiento generado por la pandemia de COVID-19 nos ha hecho conscientes de la vulnerabilidad e interdependencia que compartimos”, ha subrayado, señalando que las religiones están llamadas “a descubrir y practicar la solidaridad que encierran nuestras respectivas tradiciones religiosas”.

Por último, Ayuso Guixot ha apuntado su esperanza de que “la dramática situación de la pandemia del COVID-19 refuerce nuestros lazos de amistad y nos una todavía más en el servicio a la familia humana” y, como expresa el papa Francisco en ‘Fratelli Tutti’, que “la cultura del diálogo como camino; la colaboración común como conducta; el conocimiento recíproco como método y criterio”.

(VIDA NUEVA)

2021. Centro Ecuménico Julián García Hernando
C/ de José Arcones Gil, 37,  8017 Madrid |  Tel.: 913 67 58 40