Centro Ecuménico Misioneras de la Unidad / Encuentros "El Espinar"

Crónica del XV Encuentro Ecuménico de "El Espinar"

Del 1 al 6 de julio de 2005 se ha celebrado el XV Encuentro Ecuménico de “El Espinar” (Segovia), en el cual han participado representantes de las distintas iglesias: ortodoxa griega, anglicana (IERE), varias de la Reforma, Iglesia Evangélica Española, Luterana, Bautista, delegados de ecumenismo y miembros de los centros ecuménicos de Málaga, Barcelona, Madrid; además la asistencia de más de ochenta participantes, bajo el tema ¿Qué exige el ecumenismo a las iglesias del siglo XXI? 

Dichas jornadas se desarrollaron en un ambiente de fraternidad, amistad y respeto mutuo.

Se vivió el ecumenismo en sus cuatro dimensiones: doctrinal, espiritual, pastoral y de colaboración. Las ponencias estuvieron a cargo de José Hernández (C.M.F.): “Teología de la comunión, programa ecuménico”. Felipe Carmona, pastor de la IEE: “Cambio del ecumenismo realizado ante los retos actuales”. Paz Garrido Redondo: “Nuevas formas de espiritualidad y ecumenismo”. Héctor Vall (S.J.): “Los retos del ecumenismo actual, visión católica”. 

Dos mesas redondas sobre: “Experiencias en centros ecuménicos de España y en organismos internacionales” por Benito González Raposo, Delegado de Ecumenismo de Galicia, Gloria Uribe de Cifuentes del Centro Ecuménico de Málaga y el pastor Martti Hirvonen, pastor de Finlandia. Y “Tradiciones religiosas. Su postura Ecuménica”, por los pastores Raúl García y Emmanuel Buch de la Iglesia Reformada. La oración en común que es la parte principal sobre la que se apoyan las jornadas, fue dirigida por los distintos representantes de las iglesias que participan en el encuentro. La oración de apertura dirigida por las Misioneras de la Unidad bajo el lema “Cristo Vid Verdadera” y la oración de clausura por el Grupo Ecuménico de Santiago de Compostela, que consistió en un reto oracional en elque participaron todos los asistentes, bajo el lema “Que el Señor nos construya la casa”; y entre todos en un puzzle construimos la casa común.

El discurso de apertura corrió a cargo de D. Julián García Hernando, director del Centro Ecuménico “Misioneras de la Unidad.

Constituyó una novedad para este encuentro la participación de un nutrido grupo de jóvenes que transmitieron su alegría, optimismo y fuerza, con el propósito de ser portadores de un testimonio de unidad y fraternidad, libre de las heridas causadas en el pasado.

Isabel Cristina GARCÍA RAMÍREZ
Misionera de la Unidad