Entrevistas ecuménicas

¿Es la religión capaz de traer esperanza a las personas de hoy?

Versión en español publicada el: 11 de Mayo 2016


El Secretario General del Consejo Mundial de Iglesias (CMI), el Rev. Dr. Olav Fikse Tveit, reflexionó sobre la relevancia de la religión en el mundo actual durante su intervención en un seminario sobre desarrollo sostenible que tuvo lugar en Roma el 4 de mayo, y preguntó a los asistentes:

 

“¿Es la religión capaz de traer esperanza a las personas de hoy?”

OlavFikseTveitEl seminario, titulado “El desarrollo sostenible y el futuro del trabajo en el contexto del Jubileo de la Merced”, se llevó a cabo en el Global Gateway de la Universidad de Notre Dame, del 2 al 5 de mayo. La reunión tenía por objeto profundizar en la comprensión de la doctrina social de la iglesia católica en lo relativo al concepto de trabajo decente, sus elementos constitutivos y su significado, especialmente con el fin de contribuir a la erradicación de la pobreza y a la consecución de otros objetivos de desarrollo sostenible conexos.

“La esperanza requiere analizar la realidad y determinar lo que está mal y es preciso cambiar, y tener una visión de lo que hay más allá de lo que se ve y tomar medidas en consecuencia. En otras palabras: la esperanza implica tanto crítica como cambio”, afirmó Tveit.

El seminario, celebrado en el marco del Jubileo de la Merced, fue también una invitación a explorar los vínculos entre la teología de la misericordia y la situación cambiante del trabajo en el contexto mundial. Tveit habló en una mesa redonda sobre el tema “El servicio de la humanidad, de toda condición, en cada debilidad y necesidad”.

Como ejemplo de este enfoque, Tveit habló de un proyecto conjunto entre el CMI y la Organización Internacional del Trabajo (OIT) sobre la “Promoción de la paz a través de la justicia social” que ambas organizaciones han llevado a cabo en Egipto con asociados cristianos y musulmanes.

Los representantes de Egipto también asistieron al seminario y compartieron información sobre el proyecto, que se centra en el desempleo masivo que afecta a los jóvenes del país. “Este es un ejemplo entre otros de que la religión debe materializarse en algo práctico y concreto que pueda traer esperanza hoy en día”, dijo Tveit.