Cartas Pastorales de los Obispos de España

Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos 2017

Debemos rezar por la reconciliación de los cristianos

vivesCon el lema «Reconciliación. El amor de Cristo nos apremia (cf. 2Co 5,14-20)» estamos celebrando del 18 al 25 de enero, la Semana de oración por la unidad de los cristianos, que cada año tiene lugar por estas fechas. Este año se centra en la conmemoración de los quinientos años de la publicación, en 1517, de las 95 tesis de Martín Lutero, iniciador de la Reforma protestante.

Al menos una vez al año, los cristianos somos invitados a evocar la oración de Jesús por sus discípulos: «que todos sean uno, para que el mundo crea» (Jn 17,21). Llamados a convertirnos, conmovidos por el gran error de las divisiones y por el dolor de las luchas religiosas del pasado, todos los cristianos hemos ido tomando conciencia de que debemos orar y hacer camino unos hacia otros, para amar lo que la otra confesión vive, para compartir, dialogar, dar testimonio juntos y buscar la unión por la caridad. Los fieles de todo el mundo vamos organizando intercambios de predicadores o de celebraciones y cultos ecuménicos especiales de comunión y de entendimiento para hacer camino.

En el contexto del aniversario de la Reforma, el Consejo de las Iglesias de Alemania (ACK), que ha elaborado los materiales para la presente Semana de oración 2017, ha dado dos insistencias: Por un lado, que en estos días debemos pedir la gracia y el amor de Dios, la «justificación de la humanidad a través de la sola gracia», reflejando la preocupación principal de las Iglesias marcadas por la Reforma de Martín Lutero; y por otro lado, también hay que reconocer el dolor por las profundas divisiones posteriores que afligieron a la Iglesia, y por cuya causa debemos hablar claramente de culpa y tenemos que dar pasos valientes hacia la reconciliación. El texto de referencia de 2ª Corintios 5,14 que cita el Papa Francisco en «La alegría del Evangelio», nos impulsa hacia el amor de Cristo, modelo de toda reconciliación y de todo servicio a los hermanos, con el estilo del buen Samaritano.

El Papa Francisco viajó a Lund (Suecia) el pasado 31 de octubre con motivo de la conmemoración de la Reforma luterana, y unido al Obispo Presidente de la Federación Luterana Mundial, Rev. Munib Younan, firmaron una Declaración importante y significativa. En ella se dice : "A medida que avanzamos en los episodios de la historia que nos pesan, nos comprometemos a testimoniar juntos la gracia misericordiosa de Dios, hecha visible en Cristo crucificado y resucitado. Conscientes de que la manera con que nos relacionamos unos con otros da forma a nuestro testimonio del Evangelio, nos comprometemos a seguir creciendo en la comunión fundada en el Bautismo, mientras intentamos sacar el resto de los obstáculos que nos impiden alcanzar la plena unidad (...) Exhortamos a todas las comunidades y parroquias Luteranas y Católicas que sean valientes, creativas, alegres y que tengan esperanza en su compromiso para continuar el gran itinerario que tenemos ante nosotros. En vez de los conflictos del pasado, el don de Dios de la unidad entre nosotros guiará la cooperación y hará más profunda nuestra solidaridad. Nosotros, Católicos y Luteranos, acercándonos en la fe a Cristo, rezando juntos, escuchándonos unos a otros, y viviendo el amor de Cristo en nuestras relaciones, nos abrimos al poder de Dios Trinidad. Fundamentados en Cristo y dando testimonio de Él, renovamos nuestra determinación para ser fieles heraldos del amor infinito de Dios para toda la humanidad». Que sea ésta la orientación fundamental en este año de nuestra oración por la unidad de todos los cristianos.

Mons. Joan-Enric Vives Sicilia
Arzobispo y Obispo de Urgell